28.4.13

otro de la lluvia y nuestros desencuentros


llueve en Buenos Aires,
es Abril, pero parece primavera.
pedaleo por Carlos Calvo
y la oportunidad parece estar escrita.
te pongo un mensaje avisando
que estaré pasando
por tu esquina en breve,
que si estás, me paso.

no puede fallar,
es una gran tarde,
estoy contenta,
los Stones me anuncian
la llegada de colores,
tengo el viento a favor,
todos los semáforos me dan verde
y mi vestido está empapado,
lo cual es motivo suficiente
para imaginar escenas de amor
donde te resulto irresistible.
pienso en llegar a tu casacuarto,
ya puedo saborear el café
que vas a preparar para los dos,
ya quiero sacarme los borcegos,
ya secarme en tu abrazo,
hablar de nada, llenarnos de todo,
empatarnos la siesta.

llegando a Jujuy
ya ni siquiera Mick suena.
la fantasía peligra
pero automáticamente la resucito,
soy una verdadera especialista en eso,
pienso que quizás saliste a buscarme,
que en cualquier momento
te me hacés visible,
ganándole como siempre a la lluvia
la pulseada de bellezas.

en Santiago del Estero
tu silencio me baja de un hondazo,
giro la cabeza a mi izquierda
dándote el último changüí,
pero tampoco estás en la puerta.
trago saliva,
ya conozco ese gusto
a desilusión pastosa.

después nada,
la 9 de Julio,
Constitución apocalíptica,
y la puta ironía de
tu respuesta llegando
cuando ya estoy
tan lejos que no importa.

sos adicto al delay
que se empecina
en que me dejes pasar de largo,
en que te pierdas de mí,
hecha sopa o lluvia,
pedaleando hasta vos
con todo este amor
sin guardabarros.

10 comentarios:

  1. Anónimo28.4.13

    cada poema es una historia distinta, te vas al carajo, grosa!

    ResponderEliminar
  2. Reina poesía, reina poesía...

    ResponderEliminar
  3. Anónimo28.4.13

    Da miedo tu amor obsesivo...

    ResponderEliminar
  4. ¿si?, qué triste.
    amor y miedo no deberían ir jamás en una misma oración.
    tengo una imaginación con alas, eso sí.
    ¿a quién le puede hacer mal eso?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo28.4.13

      yo te amaré en silencio...como algo inaccesible,como un sueño que nunca lograré realizar y el lejano perfume de mi amor imposible rozará tus cabellos...y jamás lo sabrás.
      Aveces el síntoma supera al enfermo.

      Eliminar
  5. Anónimo28.4.13

    Me encantan tus poemas. Todos flasheamos con esas historias, el amor "siempre es" en nuestra cabeza. Gracias por escribirlas!!
    "Sos adicto al delay" ja, genial.

    Agu.

    ResponderEliminar
  6. hay un bar en Bolivar al 600, se llama Las Del Barco, en su pared hay pintado un árbol con frases, una de ellas dice "lo que mata es el delay"
    de ahí está sacada la idea, el delay es el gran mal de los tiempos que corren. menos delay y más encuentros.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo28.4.13

    obvio que también yo pasé, por allá...y por aquí.
    L.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo28.4.13

    que belloooo!
    el mapa de una desilusión puede ser el mismo que el de la bicisenda... ¡wow!

    ResponderEliminar
  9. Anónimo1.5.13

    Me encanta cómo ponés en palabras sensaciones y sentimientos :)
    Maru

    ResponderEliminar