13.8.19

*

entre la teoría
y los hechos
mi cara de desconcierto,
qué hice mal
de qué me perdí
en el medio.

el plan era genial
pero.

6.8.19

*


no es que sea 
de sueño liviano,
es que tengo el insomnio
a flor de piel.

23.7.19

*


con rabia, con ganas o esperanza,
porque fue un día malo
para que no se repita,
con alegría, indignación o cansancio.
no importa qué día de la semana sea:
celebrar que este amor es, todavía.
con vino, con whisky, con ginebra,
con un cóctel hecho en casa,
dos veces si es con agua,
pero siempre
con vos.

16.7.19

preguntas


¿a dónde van
los poemas que se escapan
entre el desvelo y el debate
de levantarse a escribirlos
o seguir intentando el sueño?

8.7.19

¡Este sábado en La Plata!

Este sábado estaré en este evento con todos los libros de Halley Ediciones 
y además leyendo poemas de Bisagra. Es a las 17 hs. ¡Bienvenidos!



6.7.19

*


son las 7 am
y todavía es noche cerrada
el frío despabila
activa sin atentar contra el mate
su humito, esa promesa.
los gatos se levantaron conmigo
siempre tienen ese gesto,
aunque ahora ya estén durmiendo de nuevo
sobre la pila de papeles de trabajo
que esperará una hora más.
va a llover de momento a otro,
la poesía está servida.

5.7.19

Unas palabras de Lauro Marauda sobre Bisagra

Lauro Marauda, de Uruguay, leyó Bisagra (editado por Azul Francia Editorial) y escribió lo siguiente:


"Bisagra" tiene una sencillez no simple, su comunicatividad no exenta de misterio y su tono familiar, que acerca al lector y lo hace partícipe de cada verso.
Uno siente esa preparación dominical de la parrilla y su acompañamiento, en calma y gozosa, como las lluvias de Abril y su polisemia prolífica. Las citas de Sabina, con sus versos obsesivamente consonantes y sus mensajes profundos y compartibles. El tono reflexivo de algunas decepciones con aquellos seres humanos para los que uno no será nunca la excepción y sí un jodido en toda la regla; el uso del primer verso del Himno nacional argentino para referirte a otras cadenas rotas y el deseo como "bisagra" de otras liberaciones.
El amor, como centro de todo. Destinatario y motivo escriturial, búsqueda y punto de llegada. Al que hay que "saltar aunque haya abismo" y el que compensa y supera todos los errores, porrazos y contratiempos. El que da sentido a nuestros pasos sobre la tierra. El que te lleva a compartir cervezas y bares en Buenos Aires y San Telmo, lluvias y versos mojados. El amor bajo sus formas cotidianas, reales y entrañables.
Poemas cortos, directos, comunicantes...plenos de amor, pues, y a veces empapados en veneno y dolor. Eso también es la vida...eso también ocurre cuando uno abraza la confianza, la saca a bailar y le da inadvertidamente la espalda.
El credo, el creer en la gente de pueblo que toma mate y vino tinto, que comparte sus migas ("Migas" son otras estrellas bajadas de otros poemarios, seguramente, como "La última uva") con lo que se va redondeando un mundo y una palabra propia, que particularmente disfruté mucho. 
Pero "uno se ha vuelto grande/ sin regreso posible" y "la vejez es una araña/que teje mansamente/ la peor de mis pesadillas"...
El paso del tiempo, el vislumbrar aunque sea remotamente el fin del camino angustian, inquietan a cualquier edad. Y vos lo reconocés. Con valentía y fuerzas para el contraataque a través de versos y otras armas arrojadizas.
Se rescata "la maravilla de la lluvia" aunque haya que pagarla con humedad. Aunque las perdices se las coman otros. 
La amistad y los momentos compartidos resaltan.
La ausencia de poses previas (de moda o de época) el sentimiento de profunda sinceridad, el poder de síntesis y la brevedad que permite la concentración y ahuyenta la dispersión lectora, no son méritos menores.
Hay conocimientos literarios, hay haikus logrados sobre la poesía misma y sobre un bar, con estribillo en triada ("El bar se cierra")  un minicuento fantástico "ya no le temo/a los fantasmas/ soy uno de ellos" ...y una brillante expresión del misterio, en la figura de un crucigrama sin resolución, que nunca será resuelto ("Madrugada").
En resumen... diversas facetas de la vida, el amor, la fraternidad, el desengaño y lo indecible, en clave de gran poesía.
"Bisagra" une y comunica, fundamentalmente, y no separa dos mundos, íntimamente reconciliables.


Lauro Marauda

Pueden adquirir BISAGRA en el siguiente link:


20.6.19

*


escribir un poema
se parece mucho
a rezar,
como si invocáramos a un santo
para que nos cure el insomnio,
que escuche nuestros gritos,
que nos alivie la soledad
y el espanto,
escribir un poema
es prenderle una vela al amor
todas las veces,
para que llegue
o para que no se apague nunca.
no es posible escribir un poema
sin fe.

todos los poetas
somos creyentes.

5.6.19

consejo IV


a veces es necesario
permitirse el escándalo,
morir de canciones
autobiográficas
y de estupidez.

3.6.19

*


la botella se vacía:
no resuelve el crucigrama
pero no importa,
lo que vale es la intención.


18.5.19

consejo III


en un país lleno de peros
el mejor contexto
nunca existe,
por eso la única opción
es crearlo.