28.10.14

tiempo

como tapas, tomo cañas,
litros de café, vino malo.
escribo, voy a lecturas,
me paro mil veces a mirar
el mismo puesto de flores,
le saco otra foto a
Las Puertas de Alcalá,
le doy la razón a Joaquín
-definitivamente no dan a la gloria-
me siento en todos los banquitos,
abro el sillón, cierro el sillón,
juego apuestas con el insomnio,
pero es tan profesional
que las pierdo todas.
                                               
a grandes rasgos
así son mis días.

hago tiempo
esperando que el tiempo
vuelva a ser eso
que se me deshace
entre tus brazos.

27.10.14

bufandas

quiero que mis bufandas
de ahora en más
sólo tengan una utilidad:
taparte los ojos mientras
busco con mi boca
detrás de tu oreja
el interruptor del otoño.

ya no quiero el frío,
no me interesa más,
dejó de parecerme atractivo.

para qué quiero los abrigos
si la sola idea de tu cuerpo sobre el mío
regula todos mis termómetros.

26.10.14

humedad

una humedad enloquecedora,
que no respeta distancias ni geografías,
aparece cuando nos pienso
debajo de cualquier sábana.

bombea en mi sangre
cuando repaso tus manos,
ansía diluviarte
placeres inéditos.

no hay pensamiento que no abarque,
hace contracción en todas mis fibras.

con vos se acabaron
todas mis sequías.

21.10.14

volver

es cierto eso que dijeron:
la sangre pesa más que el agua,
y yo te tengo a vos en vena.

19.10.14

la lluvia en Buenos Aires

en Buenos Aires la lluvia
sí que sabe llover,
calar el hueso,
cantar las cuarenta.

será que llueve estimulada,
porque sabe que es el único lugar
en el mundo en que para su hermosura
hay verdadera competencia.

Corrientes y sus librerías,
San Telmo y sus umbrales,
Costanera y sus carritos,
Almagro y sus cantores,
Constitución y su filo...

pero sobre todo vos
habitando sus calles,
desplegando tu  magia
de sonrisa  kilométrica
y musculosa debajo
de la camisa.

9.10.14

filtración

El colmo,
Libertad 8,
Diablos Azules.

La fídula,
Búho Real,
Guijón.

los bares de Madrid
son hermosos,
pero todos tienen
un punto donde
hacen agua,
una filtración.

en ninguno existe
la posibilidad
de tu Gamulán
entrando
por la puerta.

2.10.14

Museo del Prado

que me perdonen
Las Majas y Los borrachos,
que me crucifique El Greco,
que me escupa Tiziano,
que me apedreé Rafael,
que me escrache Veronese,
están en todo su derecho.

pero no puedo,
todos los días me paro
frente a su puerta,
y no puedo.

soy incapaz de recorrerlo
si no es de tu mano.

quiero besarte

quiero besarte

en Guebara,
en Corrientes,
en Gran Vía,
en San Pedro,
en la 404,
en la 405,
en San Juan
y Combate de los Pozos,
en Arenales al 2800,
en tu casa,
en tu cama,
en tu cueva,
en Costanera,
en todos los balcones
de Madrid,
en todos los bares
de Antón Martín.

en Barajas
o en Ezeiza,
por el resto 
de mi vida.

1.10.14

habitación 405

alcé las barreras
de mi humanidad
y decidiste cruzarlas,

como un viento
irrespetuoso
abriste todas mis ventanas,

como la vida
cuando canta “presente”
y no hay manera de silenciarla,

derramaste tu amor
sobre la tinta
de mi espalda.

al final
el conserje
estaba en lo cierto:

de normal
esa habitación
no tuvo nada.

conclusión

al fnal
no era ni Baires ni Madrid,

sos vos.