19.12.11

con un tango de fondo

sistemático che.

en Almagro siempre
con un tango de fondo.

esta necesidad de vos
se desata bestialmente.

toda tu ausencia juntita ahí,
en mi vaso de cabernet sin hielo,

en los azulejos del baño,
en la gorra que pasa el cantor.

la mesa redonda con las mismas jetas,
laburantes de la nostalgia, del desamor.

tienen, como yo, la vejez en la mirada,
la tos sufrida, las cartas (mal) marcadas,

los porotos que no suman,
tienen ellos, como yo, un corazón que no sana.

siempre lo mismo.
en las madrugadas, siempre.

siempre lo mismo para
que después llegue el sol

olvidándose el olvido en otro barrio.







Bar de Roberto, una mala noche de un mal año.

15.12.11

reencuentro II

qué estupidez haber pensado
que ya no volvería
a escribir sobre nosotros,
así, de la manera en que
mejor sé nombrarnos:
enredados,
con todo lo que eso implica
y suda
y desvela.

tu gata con nombre
de ex novia, pobre,
miraba y no entendía,
¿qué hace otra vez
esta mina acá?

tantas veces me pregunté
lo mismo y no sabía,
pero creo que hoy sí
puedo darle una respuesta.

vine a palpar bien profundo
eso de la belleza,
a reafirmar que las mejores
noches son las que no se duermen,
a bailar un lento, a emborracharme,
a dejarme querer por tu dueño y a quererlo,
porque nunca pregunta por qué lloro,
porque me resucita la ternura
y siempre me deja baleada de poesía,
y es lindo como vos, pero menos arisco.

entre otras muchas cosas, a eso vine.
a recordarme a mi misma
quién soy.

26.11.11

gallito ciego


fuera de vos no soy más que

un montón de huesos

jugando al gallito ciego,

condenada a palpar rostros

en donde nunca te encuentro.

2.11.11

políglota

si estuvieramos en Brasil te diría você é cute,
sei carino en Toscana,
tu ets bonic al ritmo de Serrat,
sie sind schön comiendo una salchicha con crucut,
tu es belle en lo alto de la Torre,
you are so beautiful como la canción de Joe.

pero estamos en San Telmo
y aunque sus adoquines se han vuelto políglotas
en este último tiempo,
uso nuestro criollo y no me canso de decirte
lo muy mucho demasiado exageradamente lindo que sos,
de verdad eh, con ganas, bocha, sarpado.

21.10.11

otra historia criolla

son las seis de la mañana

en Corrientes y Medrano,

tengo sed y un tinto

semirobado en la cartera,

pero besarlo ya sería demasiado.


allá a la vuelta

quedó el final de una fiesta

de esas que no se esperan,

es bueno a veces bailar cachengue

como si el dolor no existiera.

un tipo con barba

se chamuyaba a otra

que nunca le iba a decir que sí,

si hubiera mirado a su derecha

no estaría ahora solo en su casa

y yo estaría escribiendo

otro poema.


en diagonal a la parada

una sucursal de la Continental

me recuerda aquella noche

cuando todo arrancaba,

mentiría si me hiciera la sorprendida,

si te dijera que no sabía que este

iba a ser el desenlace,

las perdices nunca fueron

una posibilidad real.


lo mismo me permito

por dos minutos delirar,

me avala el alcohol en sangre,

que estoy en tu barrio o casi,

y esa siempre es una buena excusa

para pretenderte.


podrías pasar en tu caballo moderno,

clavar los frenos y rescatarme,

llevarme a dormir a tu cama,

aprovecharte de la situación,

desayunarte mi alma y mi cintura.


no sería tu culpa esta vez.


si el barbudo sólo hubiera

mirado a su derecha…

1.10.11

ansiedad

el desvelo se

desprende de la lluvia.


la ansiedad piromaníaca

y sus víctimas:


pestañas, cigarrillos,

canciones, yerba.


tu nombre enquistado

en mis papeles.


mis ojos clavados

en el teléfono.


mis ojos abiertos

de par en par.

27.9.11

tarde sin amor

nada puede ser peor a éstas horas,

dan patadas las 13:48 hs. en la oficina

más apestosa del universo entero

y sé que aunque cite a Benedetti

no vas a venir a mancharme con papel carbónico.


andarás por ahí supongo,

libre como el viento libre que elige soplar

en otras regiones lejos, tan lejos

de éste corazón chorreando tinta.


andarás por ahí supongo,

arroz con leche sin leche,

bandera del abismo dónde caigo,

esquina sin posibilidad de encuentro,

tanguito que te canto: angurriento.


andarás por ahí supongo,

girando como gira una tortilla,

repleto de margaritas que te dicen: sí,

escondiendo la sortija,

lamentando no lamentarlo,

encogiéndote de hombros,

seguro de tu suerte.


andarás por ahí supongo,

enamorando mujeres

porque ese es tu oficio,

rompiéndoles el alma en pedacitos,

porque ni siquiera, ni siquiera,

soy exclusiva en eso.


Octubre de 2006

3.9.11

muñoncito.

yo ya no tengo un corazón,

tengo apenas un muñoncito,

sólo eso queda de lo que alguna vez hubo.


mi corazón tenía,

como casi todos los corazones,

forma de corazón.

era de tamaño normal

y tenía un color azul noche,

mediando Abril llegaba

su tiempo de cosecha,

brindaba jugos agridulces que

yo transformaba en poemas.


te lo prestaba a cada rato,

un poco de buena,

y otro poco de interesada:

vos lo abonabas y todo crecía.

creo que mi corazón también era

bastante sabroso,

o por lo menos, tentador;

porque un día te lo llevaste a la boca

y en vez de besarlo le mandaste un tarascón

dejando sólo este muñoncito quejoso

que se parece a una lágrima.


una actitud pésima la tuya,

se ve que nadie te enseñó

que es de muy mala educación

dejar comida en el plato.

15.8.11

abrileando XI

venís y yo no sé
qué color traerás esta vez en tu paleta,
qué muerte en tu sonrisa.

igual no importa.

soy tu personaje,
de cartón, de mentira.

podés prenderme fuego.

12.8.11

abrileando II

las cenizas se reunieron
y el viento sopló.

anunciaron las agujas
una sola llama.

desde lejos una fecha
susurraba nuestros nombres.

una canción nos resumía,
una esquina nos imantaba.

rodearon tus brazos mi cintura,
rodó mi corazón en la avenida.

rodó la noche nuestra película.
como siempre, éxito en las taquillas.

final abrupto, clásico.

una mujer que se parece
tanto a mí, llora.

la calle que deshabitaste
se funde a negro.

1.8.11

sonreís

"tu risa es la magia de los rocanroles"

El Soldado.


pero está tu sonrisa
con su poder de abolir los paréntesis.

sonreís y los viejos buenos tiempos
vuelven como si nada,
y cuanto de Todo hay en esa expresión.

de esporádicos: nada,
dije un libro atrás
y diez años después:
vuelvo a escribirlo.

cómo puede ser,
cómo puede seguir siendo.

pero entonces sonreís otra vez
y no necesito más argumentos.

29.7.11

somos un invento

somos un invento,
títeres de vaya a saber
qué desgraciado.

personajes de una novela
que nadie quiso publicar.

dos imbéciles defendiendo
una teoría del amor que nadie confirmó

26.7.11

entrega

¿cuál es la diferencia entre
sentirse liviano y sentirse vacío?
¿el dolor en la boca del estómago,
en el cuero cabelludo,
los ojos duros como cartón
que se secó después de la tormenta,
los ojos arenados
que ya no pueden llorar más?

en la mesa de un bar cualungue
te entrego,
resumido en 98 páginas,
todo lo que puedo entregarte.

te encanta que sea en Almagro, decís.
me encantás vos, en Almagro, pero no digo.

yo escribo,
pero casi nunca digo.

ahí está, es tuyo,
pero a vos no te alcanza,
me pedís todo, menos eso.
me pedís nada, ni siquiera eso.
las dos afirmaciones son correctas.

sigo pensando,
como hace siglos y mundos
cuando fue el principio,
que no tengo nada que ganar.

por eso me entrego ante vos,
porque es inútil,
innecesario.

25.7.11

lluvia II

hoy llueve como te gusta a vos,
sin escatimar en gotas,
sin medir el presupuesto.

a mí también me gusta que llueva así,
y me gustás vos hablando de
lluvias como ésta.

me gusta escucharte maravillado
ignorando que sos
la única cosa en esta tierra
que está verdaderamente
a la altura de esa belleza
tantas veces escrita inútilmente,
por mí, por otros,
sin exactitud,
ni arrimes.

pero llueve
y quiero escribir
y quiero verte,

aunque termine naufragando,
en tu lindura,
en este poema.

22.7.11

ninguna nuez

pólvora fuimos,
ahora tos.

sangre hervida ayer,
piedra hoy.

todo el tiempo ruido,
ninguna nuez.

21.7.11

Presentación Oficial de Hasta la última uva

el sábado 6 de agosto, a las 17:30 horas puntual, los espero en Café Monserrat para la presentación oficial de Hasta la última uva.

será un día que soñé por muchos años y me gustaría que todos aquellos que alguna vez se pasaron por el blog y les gustó algún verso, me acompañen.

la cita es en San José 524, reitero y pido por favor puntualidad.

luego nos iremos a mi San Telmo querido a brindar y festejar donde debe ser, en gueBARa bar.

nos estamos viendo.

Mariana.



14.7.11

visión

ya tengo avanzada la carrera de Letras.
ya tengo la soltería.
ya tengo la gata.

sólo resta esperar.

la vejez caerá por su propio peso.

30.6.11

volvé

volvé,
que me estoy volviendo
loca de tanto
buscarte en los subtes,
en los almanaques viejos,
en las entradas de los edificios
donde no vivís
pero podrías.

Buenos Aires es un
despropósito sin tu boca,
los espejos, los balcones,
las uvas son una mentira.

los saquitos de té,
las lapiceras,
los medallones de menta
se volvieron inútiles.

salí del escondite nene,
dame una pista,
una Luciérnaga.

volvé,
que envejezco cada vez
que no te encuentro.

volvé,
que de verdad es una locura.



noviembre de 2006

23.6.11

pequeña rebelión de un miércoles cualquiera.

a veces hay que
romper un plato,
o dos o una docena,
alzar la voz
hasta quebrar las copas,
poner cara de traste
decir: no quiero,
no me gusta,
no comparto.
salir por ahí
a afanar besos,
no esperar a la noche
para viajar a las estrellas,
no esperar a que venga
y salir a buscarlo,
a veces hay que
reírse del propio llanto,
pintar en una pared “volvé”
o “no vuelvas”
pero pintar una pared.
planear el robo a un banco,
encadenarse a los versos,
naufragar en saquitos de té,
putear a los balances.
a veces hay que hacerlo,
revelarse contra el televisor,
contra Cohelo, Bucay
y sus lecturas de bajas calorías,
dejar de medir las distancias,
desempolvar los mapas y la lencería,
afilar los sueños,
abrir las alas,
emprender vuelo.

16.6.11

lluvia


llueve afuera,
desprolijo, con urgencia,
como un berrinche,
como una protesta,
así llueve.

yo creo que sería,
honestamente,
un gesto sabio de tu parte,
si te arrimaras a compartir
tremenda humedad conmigo.

dale,
hagámosle competencia,
desprolijos, con urgencia,
a la lluvia
de ahí afuera.

1.6.11

eme

este viene leído por la genial Naya Ledesma. el audio que dejo a continuación fue un precioso e inolvidable regalo de cumpleaños:

http://www.goear.com/listen/7954493/eme-naya-ledesma



soy San Telmo pasado por agua
y por siglos,
verso histérico en la punta de la lengua
y la lengua siempre dispuesta
a saltar al amor,
aunque haya vacío.

soy quien leyó el pronóstico equivocado,
y está parada en la esquina que no es,
servilleta de bar mojada con campari.
soy la ansiedad hecha carne
y la carne chamuscada
de ansiedades.

yo soy el boleto de colectivo
en mitad del libro,
quien riega los papeles
con una Bic trazo grueso negra
con la inútil esperanza
de que vaya a florecer
algo parecido a un poema.

soy quien no asistió al curso
de tejido,
soy tango y rock and roll,
la que tiene el cuero y el cuore
en llamas, soy.
mariana con eme,
aunque me muera de ganas
de ser ge o i,
yo soy eme.

28.5.11

de pronto, se me ocurre preguntar...


de pronto
se me ocurre preguntar,

¿qué pasaría si yo me colara en tu libreta
y me sacara la remera para tu pincel,
y vos te instalaras en mis noches
dibujándome versos sin cacofonía?

se me ocurre, de pronto,
preguntar cómo sería,

si decidiéramos ahora
darnos citas en los subtes
y en los baños de los bares
y bailáramos rocanroles
en las calles adoquinadas
con las manos y las bocas
y los tragos de este invierno
enroscándonos en
una única bufanda.

digo nomás,
mirá si no hubiera baldazo de silencio
para ese fuego que encendimos,
mirá si por una vez no fuera,
fugaz la estrella.

qué pasaría
si decidiéramos abolir lo predecible
y sorprendernos.

si por una vez no hiciéramos
con el amor, fondo blanco.




Ilustración: Enrique Vargas.

27.5.11

mis dientes
en los labios,
así como
a vos tanto.

mi ombligo
lleno
de soles
y sales
cuando.

mi lengua encendida,
mi pelo con su vocación
de malabarista.

todos mis funerales
y mis nacimientos.

mis mareas,
mis mareos.
todo, todo.


mi corazón,
(regenerado,
degenerado)
en tus manos.

22.5.11

Buenos Aires


Más allá de tu adicción
a patearme el corazón
yo empiezo a amarte
cuando empieza enero.

PALA.


Buenos Aires.


hay una memoria de la ciudad sin dudas,
del espacio, de los rincones,
de las casas, de una calle
y de una numeración exacta.

por eso Buenos Aires se me hace tajo,
tan llena está de todos
que es ya un hombre nuevo,
irresistible, impredecible, hijo de puta.

que me dice que sí pero no,
que me busca y me aleja,
que es hermoso y sabe que es hermoso
y no hay cosa peor.

Buenos Aires es un macho
que se hace el macho,
que me ignora y después llora o llueve
marcando territorio.

sabe cómo,
y cuándo,
y dónde,
pedir perdón.

conoce cierta inclinación que tengo
hacia el masoquismo,
por eso sigue y sigue,
sabe que me puede.

sabe que por más que amenace y reniegue
no me puedo ir muy lejos,
en las entrañas llevo su demencia,
sus penas, su sexo, su bandoneón.

10.5.11

denuncia

te pronuncian
mis labios, mi sexo,
el único pie que tengo
en el suelo.

te pronuncian
mis colillas,
mis costillas,
mis costados.

todas mis musas
te pronuncian.
te denuncian.

22.4.11

abrileando XIV

en este momento te quiero,
en aquel te olvido,
ayer me voy de viaje,
el lunes te detesto,
cada sábado me humillo,
el domingo no voy a misa,
el martes te escribo,
hace dos minutos te lloro,
dentro de cinco siglos te olvido,
el jueves te ato a la cama,
en septiembre me suicido,
en Abril te extraño. todo el mes.

13.4.11

y vos qué sé yo.

y vos qué sé yo.
mientras yo mastico estas ganas de besarte,
mientras beso a mis ganas de abrazarte,
mientras rezo por tu muerte o tu presencia.

y vos qué sé yo.
mientras yo purgatorio,
mientras yo ruleta rusa,
y vos qué sé yo.

3.4.11

sin fe de erratas.

el invierno se instalaba
en mis costados la tarde
en que no recordé
qué hilos nos unían,
por qué fue que compartimos
las manos, los pies, las sábanas,
las calles, la sangre, esa ventana,
los domingos, las estaciones, los mates,
las rutas, los vicios, los virus.
olvidé el detalle de tu beso,
releí nuestro epitafio
hasta el cansancio
buscando inútilmente una fe de erratas.
te desconocí en mi corazón
y mordí tu nombre para finalizar
esa cuestión de la esperanza,
mordí tu nombre y me mordí la lengua,
condenándome a un sabor agrio
absurdo, repetido.
guardé tu foto en un cajón
y sólo entonces lloré
la última lágrima de aquel amor
que se confundió en mi taza de té.

18.3.11

Arturo


Arturo no es rubio, tiene el pelo color amarillo que es muy distinto. tiene los ojos verdes gato y le falta media cola, lo cual le dificulta un poco el tema del equilibrio, por eso cuando lo llamo y anda por los techos, demora unos minutos en venir, ya que mide muchísimo cada salto que da. a mí me encanta observarlo en ese acto de medir cautelosamente todo, trato de aprender de él, pero es sabido que los gatos son superiores al ser humano. la cosa es que Arturo anda siempre medio tambaleando, sin embargo, se defiende bastante bien cuando pelea con los otros gatos del barrio, los motivos de la pelea son siempre los mismos: una chica.

dicen que las mascotas se parecen a su dueño, no me gusta mucho usar la palabra “mascota”, ni “dueño”, sobre todo en este caso, en el que que por intervalos, no se sabe quién es quién. de todas maneras voy a detallar algunas similitudes y diferencias entre Arturo y yo.

sé que el equilibrio no está considerado como uno de los famosos cinco sentidos, (aunque debería ser así) pero si lo fuera, a Arturo le faltaría uno de ellos, como a mí, que soy anósmica de nacimiento, o sea: no huelo, es la escandalosa herencia que me ha dejado mi padre en vida.

dicen que cuando te falta un sentido, hay otro que tenés más desarrollado, Arturo es sumamente sabio a la hora de elegir cómo dar el siguiente paso, en cambio yo, actúo por impulsos. (a veces, como dije, no se sabe quién es el gato) llevo la vida entera tratando de encontrar cuál es el sentido mío que haga balanza ante mi deficiencia, y muy probablemente muera sin descubrirlo.

la chica de Arturo es mayor que él y es bastante rea, siempre anda despeinada y con cara de rocanrol, a mí me cae bien por momentos, pero creo que un poco se abusa su generosidad, viene a visitarlo siempre a la hora de la comida o de la leche, lo cual me hace sospechar que está a su lado por interés, pero qué le voy a decir yo a Arturo, en temas de pareja no hay que meterse, uno siempre sale perdiendo. 

Arturo sufre a veces, yo me doy cuenta, cuando lo noto de capa caída y dormilón es a causa de ella, que suele pasar días y noches enteras sin dar señales de vida. entonces yo le hago un lugar en la cama, él viene, siempre despacio, pero viene, y se queda quieto conmigo. eso sí, ni bien siente el primer ruido en el patio, salta como leche hervida y ahí sí, va corriendo a buscarla olvidándose del daño y las posibles caídas en la maratón hacia el techito del galpón... es increíble que en esto seamos tan parecidos, mis promesas de olvido duran lo mismo que las de Arturo, hasta que llega una señal de madrugada, entonces el enojo es cosa de otro siglo y nada importa más que salir de la cama e ir en busca del amor, o algo parecido.

Arturo tiene, como todo el mundo, algunas manías, le gusta beber agua del florero, sobre todo si está sucia, aunque tenga su tachito lleno de agua fresca, el tipo va y toma del florero. come pasto y cada vez que uno se agacha a acariciarlo se pone panza arriba como si fuera un perro, eso es porque está muy mimetizado con Fidel, el can de la familia, a quien Arturo le roba comida abusándose del gigante, que lo mira sin emitir ni un gruñido, es que Fidel es puro corazón.

si está muy nervioso viene y te muerde los dedos de los pies, yo creo que eso es porque no puede prender cigarrillos, aunque a Arturo no le gusta mucho el tabaco, en cambio sí la marihuana, cuando uno le acerca el humo de un pucho pone cara de asco y mira para otro lado, pero si uno le tira el humo de la buena hierba cierra los ojitos y juraría que hasta se sonríe. yo no puedo crucificar al gato por estas manías, también tengo las mías, como poner la alarma del despertador siempre en un número impar, o revisar los botiquines de los baños ajenos en busca de aspirinetas para robarlas y comerlas. lo que me apena es que ya casi nadie tenga aspirinetas en su casa, el día que encuentre una tableta en el baño de un hombre, juro que me caso.

con Arturo tenemos conversaciones muy profundas. nadie lo creería, sinceramente, yo le hablo y él me responde, tenemos nuestros códigos, si maulla o llora o gruñe, yo ya sé qué quiere decirme, claro que, como todo buen consejero, no siempre me dice lo que quiero escuchar.

eso de que los gatos son un bicho infiel son puras habladurías, tendrían que verlo cómo viene a recibirme moviendo su media cola cuando llego a casa o cómo se me pone a ronronear al lado cuando estoy triste.

a veces, como ahora, se pone un poco caprichoso y perturba mi trabajo, yo creo que intuye que estoy escribiendo acerca de él y eso no le gusta nada, es bastante reservado. no para de saltar sobre el papel y me tironea la lapicera.

así que otro día que él no esté les cuento más… nos vamos a dormir, Arturo y yo, mientras escuchamos a Dolina.

13.3.11

hugo

él es eso:
un fenómeno metereológico
inédito,
algo que encierra
la tormenta y la sequía.
las mareas mareadas
y los huracanes,
los terremotos, los tsunamis,
el arco iris
y las lluvias de asteroides.
todo eso junto.
algo que lleva hache
y es sabido que hace ruido
pero claro,
no puede pronunciarse.





* el saludo viene con grietas: un día atrasado y con poema antiguo, raro en mí dirás, y sí, pero menos mal... en fin, es mi pequeño homenaje en tu día, ¡feliz cumple querido! estés donde estés y donde vayas a estar, que nunca te falte amor, salud y poesía!

16.2.11

Homenaje a Mario Benedetti por Daniel Sartori y Mariana Kruk.

http://www.youtube.com/watch?v=cRK78BzDcfM

te fuiste nomás,
una tarde de domingo
en un otoño apocalíptico.

dejaste sembrado el camino
con versos que florecerán para siempre,
¡pero ay! también, viejo tramposo,
tantas hojas en blanco tiritando.

¿quién va a abrigar ahora a la alegría?
¿quién va a defenderla de tantas heladas?

se avecinan espacios vacíos sin vos, Mario.
amasaré para siempre el sueño de un abrazo.

hoy quiero creer que sí hay un cielo,
y que en él, Luz, te tiende la mano.

17 de Mayo de 2009.

trabalenguas.

donde hubo fuego
hugo pasó.
donde hugo fue
hubo fuego.
fuego y hugo hubo.
fuego hubo dije.
hubo hugo,
ayer,
en mi corazón.

11.2.11

fino, filoso.

llueve sobre el asfalto,
fino, filoso.
vuelve mi sombra a casa,
hace rato que no importa
qué día de la semana es.
la ciudad sangra bajo el auricular
y yo sigo sin soltar
la esperanza de que vuelva
tu mano a mi cintura,
mi beso a tu lengua.
renguea mi corazón tu nombre,
cada vez más mojado,
doliendo sobre el asfalto,
fino, filoso.

30.1.11

y alguna prosa por ahí...


arrancaba septiembre y la noche se prestaba para manga corta, vos tenías esa camisa verde que te queda tan bien cuando no la tenés puesta. habíamos estado en tu cuarto, jugando nuestro juego, escribiéndonos, estábamos entrados en copas pero igual coordinábamos las bocas (eso siempre nos salió tan bien). escuchamos una música rara para lo que eran nuestros encuentros, nos habíamos reído mucho de eso. después, como yo tenía hambre, recalentaste unos fideos en la olla más sucia que jamás haya visto, tomábamos agua en tazas de té, por un momento me sentí como en Paris, como en Rayuela, y vos eras Oliveira.
hablábamos de la muerte, de nuestro final, yo no (te) tenía miedo, al rato éramos dos adolescentes ríendo nuevamente por la música, después nos poníamos serios y sosteníamos nuestras miradas fingiendo un gesto adulto, pero nos volvíamos a tentar, y la música y las carcajadas confundidas con los besos y unas ganas de llorar que: mejor me voy a mi casa. y vos: bueno.



ilustración: Francisco Alemán.

charla de balcón.

no es tu culpa
ni la mía.

te lo dije la noche
en que te conocí:

dios es un incompetente.

13.1.11

cortitos y al pie

situación







los dedos golpeando
la ansiedad en el vaso de whisky,
soledad tanguera sobre la mesa,
trompetas de fondo,
el deseo cifrado en la mirada azul.







libertad






un telegrama
y un pasaje de ida.

¡oíd el ruido!
al fin rompí las cadenas.





gallito ciego






fuera de vos no soy más que
un montón de huesos
jugando al gallito ciego,
condenada a palpar rostros
en donde nunca te encuentro.

10.1.11

explicación tardía del uso abusivo de la vincha.


me levanto con ganas
de no estar acá.
de viajar por el mundo,
de perderme entre marroquíes
de ver caer el sol tras las pirámides de Egipto
o simular ser una parisina
tomando la merienda
en la Torre Eiffel,
y comprar perfumes
aunque tenga anosmia
y comprar perfumes sea un acto ridículo,
la anosmia no se nota a simple vista,
puedo disimularla como hago siempre
que no tengo ganas de explicar
cómo viene la mano
y alguien dice qué rico aroma
y yo asumo con la cabeza
como si en verdad pudiera
compartir el comentario.
podría irme a Francia,
-tengo una boina de París- pienso,
me la trajo Damián aquel año
en que nos gustaba vernos seguido,
y me queda bastante bien dicen,
pero no sé hablar francés
lo cual es un verdadero problema.
me levanto con ganas
de no estar acá.
mis bostezos piden un
cambio urgente,
una noche que no sea predecible,
un cambio de vestuario,
un cambio de escenario,
un cambio de piel,
un cambio.
me miro al espejo
y pienso que el flequillo
me quedaría muy bien,
busco la tijera,
y sin pensarlo ni un poco
de un tirón podo todo aquello.
veo caer el pelo en la pileta
del baño,
veo caer el pelo,
irreversiblemente
veo caer el pelo,
qué hice, pienso en voz alta,
qué hice, qué hice, qué hice.
y aunque lo peine y lo estire y llore
el flequillo no cubre
ni dos centímetros de mi frente.
ahora es real,
ahora sí es real,
nada más cierto,
no quiero estar acá.
la próxima vez
que me despierte aburrida,
por favor,
que alguien me recuerde
que debo anotarme
en un curso de francés.

4.1.11

hay sol allá afuera.

hay sol allá afuera,
comentan los árboles,
las ventanas y la televisión.

hay sol allá afuera,
probá, quien te dice,
sea una buena estrategia.

hay sol allá afuera,
gritan los dolores que quieren secarse,
que creen todavía que pueden secarse.

hay sol allá afuera,
te susurra al oído la noche,
tendiéndote otra trampa.