10.4.13

el cuaderno naranja

al único objeto en el mundo
que dormía sin frazada
ante mi piromanía
hoy se le frunció el ojete.

me vi tentada a prender fuego
el cuaderno naranja.

deben ser, sin exagerar,
cerca de mil páginas de historia:
nuestra historia.

ahí está todo o casi todo,
la descripción minuciosa
de nuestros encuentros,
tus dulzuras, tus guachadas,
habla de esas mañanas en las que
todo estaba iluminado por tu presencia,
de esquinas marcadas por una cita
con vos a las seis y media,
cuenta de la capacidad extraordinaria
que teníamos para convertir
las noches estrelladas en tormentosas,
de cómo acumulábamos campeonatos
en nuestro deporte preferido:
la redundancia.

ahí está todo o casi todo,
tus brackets oxidados, la moda de mis veinte,
boletos de colectivo y entradas a recitales
señalando los capítulos culminantes,
esos con los que hicimos reventar el rating
que se medía entre nuestro grupo de amigos.
¡ahhh! es que al cuaderno naranja no le falta nada:
portazos, traiciones, actos heroicos,
accidentes de autos, internaciones,
drama, mucho drama,
pasos de comedia y todo el amor
que puede caber en la madrugada.

ahí está todo o casi todo,
está también esa suerte de obituario
donde te anuncié muerto tantas veces
y bocha de fotos donde
tenemos cara de inseparables,
de indestructibles.

por momentos,
el cuaderno naranja
miente más que Clarín.

hoy estuve a punto de quemarlo.
tenía la salamandra abierta,
los fósforos ansiosos
y el cuaderno naranja
haciendo llagas en mis manos.

no pude hacerlo.

¿qué clase de imbécil
trataría de prender fuego al fuego?

5 comentarios:

  1. Impecable, y una primera estrofa demoledora. Sos grossa, Kruk.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10.4.13

    todos tenemos un cuaderno naranja que no podemos prender fuego. gracias por esto.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11.4.13

    Gracias Mariana.
    SIEMPRE me sorprendés.
    Lucía.

    ResponderEliminar
  4. qué lindo es encontrar otra pirómana!
    saludos!

    ResponderEliminar
  5. Lo hubieras apagado...

    ResponderEliminar